Cuando dicen “madre no hay más que una” o que “nadie te conoce como tu madre“, tienen toda la razón. Mi madre en esta ocasión se ha lucido. Ha dado con la tecla exacta de lo que necesitaba: un diseño tejeril a mis medidas, pero no sólo a mis medidas actuales de embarazada, también a mis “medidas” emocionales, a mis gustos y a mis inquietudes. Para mi cumpleaños me regaló una prenda que había diseñado con el conocimiento que sólo una madre -y tejedora-  tiene, para conseguir que me sienta estupenda. Hoy te presento uno de los diseños más significativos que mi madre, la otra mitad de Pearl Knitter, ha creado para mí: un vestido premamá que tendrá larga vida tras mi embarazo

En muchas de las entradas del blog puedes leer entre líneas la visión que tengo del diseño textil. Éste tiene que cumplir una serie de requisitos que bien lo asemejan al diseño industrial, sin embargo tiene además un componente emocional del que soy incapaz de separarme: un diseño textil requiere además de lo estético, algo práctico y funcional, si a estos 3 ingredientes le sumas que está confeccionado a mano y además la emoción, el sentimiento, o tu historia, entonces tienes algo único; el vestido que ha diseñado mi madre para mí, sin duda, lo es.

vestido premamá tejido a mano

Esta prenda pearlknittera se me antoja un mundo de posibilidades, a través de ella se puede enseñar perfectamente cómo es el proceso de diseñar:

  • El camino recorrido desde la idea inicial  a las diferentes etapas de crecimiento y la meta final.
  • La inspiración de las formas, los colores, los materiales…
  • El estudio de para quién y para qué es esa prenda.

Y es que, como siempre en nuestro trabajo, hay ese “algo más” que nos hace disfrutar de cada proceso, de cada novedad, punto a punto y vuelta a vuelta.

En esta entrada voy a resumir algunos de estos puntos claves, ya que en realidad es un proceso complejo, pero disfrutaremos del resultado final: un diseño tejeril premamá que va más allá de los meses de embarazo. Vamos a ver los 4 pilares en los que se ha basado este diseño para que sea todo lo que necesito: temporalidad, técnica, color y forma en la creación de un modelo 100% personalizado, y un 5º elemento que hace que todo adquiera sentido.

vestido premamá tejido a mano 1. Temporalidad

Mi madre ha tenido en cuenta la temporalidad de mi estado: estoy embarazada y durante 9 meses mi cuerpo está viviendo multitud de cambios, una panza cada vez más grande, caderas que se ensanchan… Pero no sólo cuentan estos 9 meses, una vez que nazca mi criatura mi cuerpo no volverá a ser el mismo de antes y en los siguientes meses después dar a luz seguirá cambiando.

Obvio que la temporalidad es un factor clave a tener en cuenta en este diseño, el cual necesita acompañarme y “ajustarse” a todas mis demandas durante este tiempo. Y así es, lo hace, y nos lleva directamente al siguiente punto: la forma.

vestido premamá tejido a mano

2. La forma.

Mi madre ha tejido basándose en uno de los cortes que más favorecen cuando estás embarazada: el corte bajo el pecho. Realizar esto en tela es fácil si cuentas con materiales con caída, y sin duda es una figura que se puede ver en diferentes versiones dentro de mi fondo de armario, incluso previo al embarazo. Pero crear la sensación de fluidez tejiendo a mano requiere de un estudio de las formas adecuadas, e igualmente los motivos que se utilicen para realzarlo.

Con lo cual contamos con 2 cuestiones fundamentales: el corte bajo el pecho y la caída de los laterales que dan la sensación de “picos desiguales” pero que en realidad no lo son. Lo importante es la sensación visual.

vestido premamá tejido a mano

3. La técnica.

Si hay una técnica a la hora de tejer con la que me identifique (y quienes nos siguen lo saben de sobra) es la intarsia: la combinación de colores, la geometría y el uso de los grandes planos de color me entusiasma. Mi madre, como buena conocedora de mis gustos (y los suyos), ha trabajado este diseño desde el principio centrándose en esta técnica.

Este diseño pearlknittero es uno más de los que se suman a nuestra trayectoria, poniendo de manifiesto la infinidad de posibilidades del uso de la geometría en el diseño tejeril.

vestido premamá tejido a mano

4. El color.

El blanco y el negro es un binomio que difícilmente puede fallar, pero si además los combinas tejiendo en intarsia, el juego que da es maravilloso. Trato de imaginar este diseño en otros 2 colores y me cuesta.

El 5º y último factor de un diseño personalizado: lo emocional.

No puedo dejar de sumar a los 4 pilares del diseño que mi madre ha creado y tejido para mí, el más importante de todos y con el que, sin duda, hace que cuando me lo pongo lo sienta como una segunda piel.

Voy a hacer una lista intentando resumir cómo me hace sentir:

  • Siento que es un regalo tejido a medida para el momento de mi vida en el que estoy y lo que está por venir.
  • Siento que es un diseño que tendrá vida más allá del embarazo, se ajusta a todos los cambios de mi cuerpo y me hace sentir ligera y feliz (eso cuando has engordado más de 14 kilos es complicado, y mi madre lo ha conseguido).
  • El uso de la geometría, de las formas que se complementan, así como el empleo del blanco y el negro me hace recordar en todo momento que ahora mismo somos 2 en 1, mi criatura y yo de aquí para allá.

¿Cómo no lucir panza y sonrisa con este regalo? 

vestido premamá tejido a mano

Y por fin, después de tantas semanas sin publicar en el blog, este diseño pearlknittero me ha dado la energía para escribir, y cómo lo echaba de menos… Y es que, como he compartido en la última Newsletter con la comunidad pearlknittera, una de las consecuencias del embarazo es que tengo las manos y los brazos dormidos desde hace ya 2 meses, y eso hace que me resulte muy complicado pasar mucho tiempo en el ordenador o tejiendo… No he dejado de hacerlo, pero mi ritmo es mucho más lento. 

Aprovecho para enviar un agradecimiento infinito a todas aquellas personas que me han escrito en estas semanas, recibir tantas muestras de cariño y preocupación es tremendo. ¡Muchas gracias! Mi criatura y yo estamos bien, el ritmo tejeril y de publicaciones es más lento, pero mi madre y yo seguimos aquí, trabajando, y más aún sabiendo que contamos con tantas personas que disfrutan tejiendo con nosotras. ¡Mil gracias de parte de las dos!

¿No te gustaría saber exactamente cuál es el paso a paso para crear una prenda desde cero?

¿Qué piensas sobre el diseño multifunción?

¿Tú también tienes alguna prenda tejida para un momento concreto y que después has seguido utilizando? 

Te espero en los comentarios, con ganas de saber de ti después de tanto tiempo. 

 

Share Button