Con la llegada del otoño y las primeras lluvias nuestras agujas y nuestros ovillos comienzan a inquietarse, son muchas las ganas de tejer, y por todas partes encuentras sugerencias, ideas y tendencias para tejer este otoño/invierno. Uno de mis recursos favoritos es echar la vista atrás y repasar qué hemos tejido; hoy hacemos un recorrido por algunos de los diseños pearlknitteros que han salido de nuestras cabezas y nuestras manos. Inspiración tejeril para lo que está por llegar

Cada proyecto tejeril es un mundo, con cada uno de ellos puedes darle prioridad a algo diferente:

  • El diseño en relación a las formas.
  • El color y la composición.
  • Las técnicas empleadas.
  • Los materiales.
  • La combinación de puntos

¿Qué recursos tienes para buscar nuevas ideas a la hora de tejer un nuevo proyecto? ¿Te zambulles en Pinterest?

¿Devoras cada revista de patrones que cae en tus manos? ¿Pasas de un perfil de Instagram a otro?

Hoy te propongo que como yo, eches la vista atrás, hagas un repaso de lo que has tejido hasta ahora: si son proyectos más o menos complicados, si son proyectos grandes o pequeños, si los has tejido para ti o para otra persona, si compraste la lana a conciencia para tejer un proyecto concreto o nacieron de los ovillos que tenías por casa, si has tejido para aprender nuevas técnicas…

En muchas ocasiones analizar nuestra propia trayectoria nos brinda la idea perfecta, nos indica el camino que queremos tejer para seguir avanzando. Hoy comparto contigo algunos de los diseños que han salido de nuestras agujas, y al finalizar el repaso te cuento los 2 retos que me he propuesto después de hacer el recorrido.

jerseys para tejer a dos agujas

Tanto el Bite Sweater (curso que próximamente volverá a estar disponible en nuestra web), como el Sweet Sweater o la Dumb Cardigan son proyectos sencillos, fáciles y rápidos de tejer, que cumplen la función de hacer crecer mi fondo de armario. Son prendas de uso diario que lucen estupendamente y con los que he puesto en práctica diferentes técnicas: manga ranglam,  manga caída y manga continúa; combinación de colores y puntos (punto liso, punto panal, punto de arroz, punto bobo); cuello vuelto, cuello barco, cuello redondo; ojales, menguados…

jerseys para tejer a dos agujas

Con el Wire Sweater trabajé con una lana de colores que me permitió investigar diferentes puntos para ver la reacción y los dibujos que se formaban, sacándole el máximo partido a la principal característica de los ovillos (punto liso, punto mariposa y punto elástico). Tejido de una sola pieza y con agujas circulares fue una aventura estupenda y de la que te hablé con todo detalle en el post Todos los errores que he cometido, puedes leerlo aquí.

jerseys para tejer a dos agujas

Nuestro Gold Dress me ha dado más de una alegría, no sólo por el proceso de tejerlo, también a la hora de lucirlo. Tejer con materiales con brillo siempre es un reto, para nosotras es importante encontrar el equilibrio entre lo llamativo y la sencillez,  lo conseguimos combinando 2 puntos (punto caracol y punto ondas). Es un diseño que no deja a nadie indiferente, me siento orgullosa de haberlo lucido en reuniones importantes. Tejer para ocasiones especiales me encanta. ¡Ojo! Aunque parezca demasiado pronto ya empezamos a ver por todas partes que hay que tejer los regalos de Navidad, bien, me parece perfecto; pero… ¿Y tejer para nosotras mismas y brillar? ¡También se puede!

jerseys para tejer a dos agujas

Y en esa misma línea nace el Party Sweater, más informal pero con lana de color plateado y lana negra con lentejuelas. Un jersey perfecto para lucir en sitios cerrados sin pasar calor, de ahí que el Punto Hebra sea el protagonista de la mayor parte del diseño, que combinado con las zonas de color negro, a través de la técnica Intarsia, tanto en las mangas como en la espalda y el delantero, hacen de este proyecto una labor entretenida y fiestera. Estoy deseando que llegue un poquito más de frío para volver a ponérmelo.

jerseys para tejer a dos agujas

Este Cardigan es prácticamente un abrigo, tejido con restos de lana, por lo que su diseño responde al 100% a querer aprovechar los materiales que hay en casa, el negro es el color que da unidad al conjunto, el gris actúa de intermediario entre el color base y el rojo que se utiliza para los detalles y resaltar los motivos de Jacquard. Tiene infinidad de detalles, como el cuello, los puños y los dibujos geométricos. En la línea de lo que hemos tratado estas semanas atrás sobre cómo sacarle partido a los ovillos que nos van sobrando, este diseño sería un buen ejemplo de lo que te permite crear el dominio de la técnica Jacquard.

jerseys para tejer a dos agujas

La combinación blanco y negro siempre funciona, nuestro Dúplex Sweater es un ejemplo de que hay mil formas de trabajar estos colores, la técnica Intarsia te permite crear formas asimétricas y jugar con ellas. Admito que tengo cierta obsesión por este tipo de diseño, pero éste precisamente me enloquece no sólo por las formas que genera el dibujo, son los pequeños detalles como los bolsillos interiores que se tejen tomando los puntos del interior, y el empleo del punto elástico tubular en los puños, borde y cuello los que hacen que disfrute con él.

jerseys para tejer a dos agujas

El Cake Sweater es una muestra de que el uso del color junto con la sencillez crea prendas apetecibles, tanto que siempre que lo veo pienso en la típica tarta de 3 chocolates. Hay prendas que no necesitan nada más que Punto Bobo, una buena gama cromática y saber cruzar los hilos correctamente. ¡Listo! No necesitas nada más para disfrutar de un proyecto y después lucirlo orgullosa.

jerseys para tejer a dos agujas

Y si lo que quieres es un reto, también es posible, nuestro Alien Sweater, del que hablé en este post Prendas de Locura es un ejemplo de cómo crear volúmenes y formas imposibles. Este diseño no sólo acapara miradas, también expresiones de asombro e incredulidad. Un proyecto laborioso, que pone a prueba de bombas la paciencia y exprime la creatividad.

jerseys para tejer a dos agujas

El Square Poncho es un proyecto perfecto para comenzar a tejer, sencillo y resultón, mientras que nuestra Manolete es otro de los proyectos para los que necesitas paciencia y técnica.

jerseys para tejer a dos agujas

El Sky Sweater es sencillamente adorable, es muy entretenido de tejer, necesitas gráficos, conocimientos de Intarsia, de Jacquard, y aunque el dibujo parece el principal protagonista, a mí lo que más me gusta es el cuello, que deja ver el interior, tejido en azul, por lo que cuando cae tienes los 3 colores protagonistas a la vista.

jerseys para tejer a dos agujas

Los vestidos son siempre proyectos más ambiciosos, básicamente porque tardas más en tejerlos, y entran más medidas en juego a la hora de adaptarlo a tu talla, debes tener en cuenta varios factores para que cuando te lo pongas te favorezca y no se convierta en un “saco”. El Lovely Dress tiene ese nombre precisamente porque enamora a quien se lo prueba, sienta muy bien y arrebata el corazón tanto a tejedoras como a no-tejedoras, tejido con punto ondas en dos colores, combina 2 lanas distintas, enriqueciendo el diseño. El La-la-la Dress es sencillo y factible para uso diario, la ligera forma de campana creada a través de la combinación de puntos (arroz y liso) y la manga francesa y ranglam son los motivos por los que más de un día te apetecerá ponértelo. Ambos diseños son proyectos que con mucho amor se tejen más o menos rápido y con resultados muy positivos.

jerseys para tejer a dos agujas

Y por último 2 diseños que adoro. The Cardigan es un trabajo a través de manchas, con infinidad de detalles, un cuello-capucha de dos niveles para llevarlo cerrado o abierto, y una dimesión “big size” que permite utilizarlo como abrigo. El uso del color es fundamental, y de nuevo es un ejemplo de lo que se puede tejer con restos de lana, es cuestión de reunir el material, estudiarlo, crear las formas y tejer. Y el Long Dress me gusta porque al tener las líneas verticales y el cuello de pico, junto con los puños de elástico más alto de lo normal, lo convierte en una prenda muy favorecedora, ya que estiliza y compensa el hecho de llevar un vestido de lana bastante gruesa, es un ejemplo de la alianza entre diseño y material.

¿Y ahora qué? ¿A qué conclusión he llegado después de este recorrido? ¡Tengo 2 retos!

  1. The Black Project: un diseño específico para tejer con lana negra. Estoy a punto de terminarlo, la semana que viene compartiré todo el proceso con detalles.
  2. The Love Project: un diseño para hombre, es el siguiente proyecto que voy a colocar en mis agujas.

¿Por qué estas 2 ideas? La idea de tejer sólo en negro es porque como ya sabes es mi color predilecto, pero normalmente lo evito tejer, todo el mundo piensa que tejer con color negro es más complicado o más aburrido. Yo he decidido hacerlo divertido y además poder enseñar muchas cosas a través de él. Y tejer un proyecto para un hombre… ¡Eso sí que me parece un reto total! Ambas ideas me parece que me ayudan a salir de “zona de confort tejeril“, y lo que busco es seguir aprendiendo y exprimiendo mis ideas. ¿Hasta dónde puedo llegar?

 

Y ahora me encantaría que compartieras conmigo tu propia revisión

y la conclusión a la que has llegado y si después de eso se te ha ocurrido cuál es tu próximo proyecto perfecto.

¿Has tejido en la mayoría de ocasiones para ti o para otros?

¿Sueles utilizar siempre los puntos o técnicas?

¿Hay algún proyecto que tengas pendiente tejer pero por algún motivo no lo haces?

A mí me ha ayudado mucho hacer mi repaso tejeril, prueba a hacerlo y a compartirlo, lo mismo te sorprende la conclusión a la que llegas.

¡Te espero en los comentarios!

 

suscríbete y llévate el n.0 de PKMGZ

¡Llévate 6 minipatrones para que tejas ya mismo!