Cuando tomas la decisión de aprender a tejer con 2 agujas te sientes frustrada si te aconsejan tejer en primer lugar una bufanda. Al menos a mí me pasó. Hoy te cuento el poder que tiene tejer una bufanda cuando te planteas cómo aprender a tejer a dos agujas, incluso cuando ya sabes

Yo aprendí a tejer de pequeña, pero fue algo pasajero. No fue hasta ser adulta que me interesé por tejer a dos agujas. Lo primero que tejí no fue una bufanda, en contra de lo que me aconsejaba mi madre, y mucho más mi abuela. Soy bastante testaruda, quisé tejer un vestido, que además tenía cambios de color en Intarsia, llevaba manga ránglan, y aumentos para crear forma acampanada. 

Evidentemente si tienes el asesoramiento y la guía adecuada para tejerlo no te encuentras ningún problema, todos los resuelve la persona que te esté enseñando; cada atasco, cada vuelta que no te cuadra, cada cambio de ovillo, etc… Es decir, que por ser una alumna caprichosa sueles convertir la transmisión de conocimientos en una verdadera tortura para quien te está formando.

Ha sido en mis recientes vacaciones, rodeada de tranquilidad y de nieve, que me he reencontrado con mi yo tejeril inicial, y he tejido 1 bufanda después de muchos años, y he reflexionado mucho sobre el poder que tiene tejer una prenda tan sencilla y sobre qué camino es el mejor para enseñar a otras personas lo que yo ya sé.

Cuando tocó decidir qué llevaría para tejer en el viaje dudé entre varias prendas, hice recopilación de patrones, preparé 20 bolsas de mano con diferentes ovillos, me visualicé a mí misma tejiendo sin parar y terminando mil proyectos empezados… Claro, después tuve que volver a la realidad, y acudí a lo que no suele fallar: menos es más

Y aunque me llevé labores “extra”, tejer una bufanda fue mi elección por varios motivos: iba de copiloto en el coche, tenía que estar atenta al gps, hemos viajado por primera vez lejos con un bebé de año y medio, iba conocer lugares en los que aunque encontraría tiempo para tejer, iban a robar mi atención por lo impresionante y lo diferente a todo lo que suelo ver en mi día a día.

Es decir, los poderes tejeriles de una prenda sencilla como esta bufanda ya se estaban manifestando: una bufanda te hace volver a la realidad y no subirte por las nubes con grandes expectativas tejeriles. Y la realidad es siempre un buen lugar cuando la asumes.  

He tejido mi bufanda en el coche, mientras desayunaba, en la cama, después de cenar tranquilamente… He tejido cuando se me ha antojado, es uno de los placeres de las vacaciones. Y he tejido sin presiones, sin tener que estar pensando en si me equivoco, si me habré saltado 1 aumento o 1 disminución. He tejido en recto, a lo largo, 300 m de lana de Merino especial. 

Y lo más importante es que gracias a tejer esta bufanda he podido viajar en el tiempo, hacer revisión de mi recorrido tejeril, ser consciente de cómo aprendí, de cómo me aturrullé por no conseguir los resultados que quería, de cómo a pesar de tejer prendas más o menos complicadas no me quedaba con la copla de cómo hacer esto o aquello.

Ya me he confesado más de 1 vez en el blog: he sido una tejedora impaciente durante muchísimo tiempo, también he sido una tejedora miedosa, pero temeraria, porque siempre quería conseguir los resultados antes de afianzar el conocimiento. Con el paso de los años y no dejar de tejer y adquirir nuevas técnicas, lo que ha ido haciendo mella en mí es la manera de enseñar a otras personas para que los conocimientos tejeriles se conviertan en 1 destreza y en toda 1 habilidad.

¿Te cuento qué me ha regalado en este sentido tejer esta bufanda?

El paso del tiempo es algo fundamental para poder hacer revisión de los aciertos y de los errores, la perspectiva que te da el paso de los años y la experiencia es la mejor aliada para crear nuevos proyectos. Gracias a mi bufanda es lo que he podido descubrir y empezar a gestionar: un curso básico para aprender a tejer a dos agujas.

Pero, espera, que dicho así no suena nada novedoso, pero si lees lo que me traigo entre manos entenderás por qué es tan importante.

 

  • Recibo muchos mails de personas que quieren aprender a tejer pero no saben por dónde empezar, yo tengo unas recomendaciones básicas que siempre comparto con ellas, y además tenemos muchos tutoriales que permiten aprender sin problemas muchas técnicas básicas. Pero ¿qué ocurre? Falta la constancia, la guía, la resolución de dudas… Al final acaban perdiéndose.
  • No tenemos disponible ningún curso básico-básico, es decir, en todos aprendes nuevas técnicas, pero todo aplicado a proyectos grandes, como jerseys, donde se aprende mucho, pero a veces es demasiado abrumador para quien viene de cero total, incluso para quienes tienen algo de experiencia tejiendo.
  • He hecho una recopilación de más de 20 patrones, patrones que estoy volviendo a tejer uno a uno, corrigiendo y comprobando que todo lo que cuentan es lo que realmente hace falta. Algunos de ellos son inéditos, otros han estado alguna vez a la venta. Pero nunca todos juntos y de la manera que voy a hacerlo. 

¿Ves por dónde me ha llevado mi bufanda? Te sigo contando, porque gracias a ella estoy entusiasmada y muy motivada, y es simplemente una bufanda, imagina lo que puede regalarte tejer otras prendas… 

Tengo que seguir avanzando en el formato de este curso, pero lo que tengo claro es que voy a volcar toda mi experiencia, y todo lo que la perspectiva me ha hecho ver para que no solo quien no sepa tejer, también para quiénes simplemente quieren afianzar los técnicas básicas, y además convertirlas en sólidos cimientos que te brinden la destreza y la habilidad necesarias para tejer más y mejor, puedan conseguirlo. 

Te puedo adelantar que será algo diferente a los cursos online que tenemos hasta ahora: 

 

  • Digamos que serán patrones comentados (además de tenerlos en pdf, por supuesto).
  • Vídeos y tutoriales de todas las técnicas empleadas.
  • Guión pensado y diseñado desde lo que yo entiendo como “La didáctica del Punto“. Voy a compartir mi  manera de enseñar, no solo aprenderás a tejer determinadas prendas y emplear técnicas diferentes, verás cómo transmitir el conocimiento a otras personas
  • Más de 20 diseños que os iré enseñando, patrones diseñados y pensados para enseñar, para aprender, para crecer y ser la tejedora que sueñas ser
  • Tejer tantos patrones no supondrá un desembolso en materiales tremendo, muchos solo necesitan 1 ovillo o 2, y seguro que tienes stash lanero al que darle salida. 

Después de compartir contigo todo lo que tejer esta bufanda me ha aportado… ¿No ves cómo yo que tienen un poder que suele pasar desapercibido? 

¿Qué podría aportarte a ti tejer una bufanda? Estoy segura de que cada prenda que cae en nuestras agujas tiene una razón de ser, un momento vital al que está asociada, un propósito concreto para tejer nuestro camino

¿Tú también sientes esa conexión con tus prendas? Si sigues el blog desde nuestros comienzos sabes que para mí todo lo que tejo tiene una razón, un motivo, un secreto que va revelándose mientras tejo.

Y te puedo asegurar que todos los patrones que estoy revisando para este curso tan especial van a dejarte huella de alguna manera, en formato de técnica, de seguridad en ti misma, de satisfacción, de crecimiento personal, de superar retos, de dominar aquello que se te resistía…

Solo puedo decirte 2 cosas más, la primera es muy evidente:

 

  • Empezaremos tejiendo una bufanda, eso es indiscutible. 
  • Todo lo que he aprendido, todo lo que sé, todo lo que deseé para mí misma estará en ese curso

En 2018 te cuento más

Ahora me despido hasta final de esta semana, en la que os traeré un regalo en forma de patrón calentito, perfecto para abrigarnos este invierno.

Pero antes…

¿ Me cuentas en los comentarios qué te parece la idea que se me ha ocurrido tejiendo esta bufanda?

¿Qué piensas de las prendas sencillas?

¿Cuándo sueles tejerlas?

¿Hay alguna prenda en especial que te haya revelado algún secreto (confesable)?

Te espero en tu espacio, aquí abajo en los comentarios. Tu aportación seguro que es de ayuda a otras tejedoras que aterricen por aquí. Y por supuesto para mí. 

Y por último, nunca subestimes el poder de una prenda sencilla, como una bufanda

 

suscríbete y llévate el n.0 de PKMGZ

¡Llévate 6 minipatrones para que tejas ya mismo!

Informativa de Privacidad
Los datos que proporciones serán tratados por Pearlknitter con la Finalidad de remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en clara@pearlknitter.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

Suscríbete 

y disfruta de todo lo que está por venir

Los datos que proporciones serán tratados por Pearlknitter con la Finalidad de remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en clara@pearlknitter.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.