Tengo tanto amor recorriendo mis venas que me lancé a la aventura de tejer un proyecto para mi Amor. Ese es The Love Project del que ya os había hablado y hoy te cuento las aventuras y desventuras de tejer para alguien que no soy yo misma, ese camino que he iniciado desde principios del 2016, y que cuanto menos, considero difícil, aunque no imposible. Hoy comparto contigo las dudas que suelen asaltar a la hora de tejer prendas masculinas, y después de un poquito de sufrimiento, como solucionarlas.

En el primer post del año os conté que había emprendido otro camino tejeril al que venía siendo habitual en mí, he empezado a tejer -y diseñar- para otros, y pensé que lo ideal sería comenzar por el principio, por mi Amor, con el que voy a formar una familia. Hasta ahí todo bien, un puñado de buenas intenciones, propósitos y hasta ovillos en forma de corazón me salían por los ojos.

Y aunque ya lo sospechaba, ahora lo he podido confirmar: tejer para tu Amor (o para los chicos en general, ya sea tu padre, tu hijo, tu hermano, tu amigo…) es complicado. Es una mezcla de situaciones que desembocan en momentos de frustración y dudas, por un lado está ÉL (que se deshace en halagos), y por el otro estoy YO (que soy la más cruel del mundo con mi trabajo).

Debo decir que esta aventura no la he querido iniciar sola, algunas de nuestras alumnas en los cursos presenciales se han animado a tejer para sus parejas, y me siento mucho más acompañada, porque así todas compartimos cómo va el proceso.

003-tejer-un-jersey-de-hombre

En estos días he conseguido poner en pie las 4 fases tejeriles por la que se pasa cuando tejes para tu Amor:

  • Fase 1El entusiasmo.
  • Fase 2 – Las dudas.
  • Fase 3 – El miedo.
  • Fase 4Triunfa el Amor.

Y es que tejer para tu chico hace que vivas una especie de relación de pareja con tus ovillos y tus agujas, durante un tiempo tus herramientas tejeriles son las que te roban los pensamientos, las que te llevan a las musarañas, las que te hacen reir y las que te hacen llorar. Vamos… como una relación amorosa pero tejida vuelta a vuelta, con sus pasos para atrás y sus pasos para adelante, con su hacer y deshacer si es necesario…

002-tejer-un-jersey-de-hombre

 

Fase 1 – El entusiasmo

Ese día hay mariposas en el ambiente, suena una música casi celestial en tu cabeza y se te ha ocurrido la maravillosa idea de tejer algo para tu chico. Él ha visto como pasas las noches siempre tejiendo, y hace tiempo que te dice medio de broma, medio en serio “¿Cuándo vas a tejer algo para mí?” Ni corta ni perezosa, presa del entusiasmo, decides sus ovillos y empiezas a darle forma a la idea.

En tu mente está todo tejido. Te has visualizado a ti misma en un proceso lleno de amor, cuidado y buenos resultados, inspirada en su bonita sonrisa cuando le enseñaras orgullosa el proyecto que has imaginado para él… Esta es la fase en la que, como en cualquier enamoramiento, todo te parece perfecto, divertido y maravilloso.

tejer-un-jersey-de-hombre

Fase 2 – Las dudas

Aquí empiezas a flaquear, piensas si será mejor enseñarle el color que has elegido o que sea una sorpresa total. Buscas su jersey favorito a escondidas y tomas medidas. Al final te pueden las ganas y con una sonrisa de oreja a oreja, le enseñas el montón de ovillos a modo de ofrenda. Sus ojos rebosan ternura por tu gesto, y su cara es reflejo de un entusiasmo a la par que el tuyo, pero para ti nada de eso es suficiente…

Piensas que no, que en realidad ese color no le ha gustado, que te dice que sí, pero es que no. Ahora dudas de las medidas, porque claro, las has tomado de un jersey hecho a máquina, que a saber cuántos años tiene, porque ESE es SU jersey favorito, y piensas que por más que tejas algo maravilloso es muy difícil competir con SU jersey

tejer-un-jersey-de-hombre

 

Fase 3 – El miedo

Las dudas dan lugar al miedo, y ahora a cada vuelta que tejes piensas horrorizada que le va a quedar grande, que le va a quedar pequeño, que le va a quedar largo. Tienes al chiquillo mareado de tanto medirlo, le persigues una y otra vez por casa con lo que llevas tejido para probárselo. En estas él percibe el miedo en tus ojos y te dice: “me va a encantar, quede como quede“. Y ahí te hundes, eso es como si te clavara tus agujas de tejer en el corazón, te derrumbas y sale a flote esa “tejedora maligna e insegura” que tienes en tu interior, para decirte con voz casi diabólica: “¿Ves? Eso es que no le gusta“.

005-tejer-un-jersey-de-hombre

Fase 4 – Triunfa el Amor

Y en esta montaña rusa del amor tejeril, después de casi haber rozado el cielo con tus agujas, haber sucumbido a las dudas y el temor, tu Love Project ha ido avanzando casi sin que te des cuenta, con la espalda casi terminada ya puedes corroborar que no, que no te has equivocado, que todo ha ido bien, que las medidas cuadran casi a la perfección, que el color va perfectamente con todo su fondo de armario, que todo lo que habías pensado no eran más que tonterías.

tejer-un-jersey-de-hombre

Porque el amor tejeril, queramos o no, en parte, es amor hacia nuestro propio trabajo y a nosotras mismas, y sin darnos cuenta extrapolamos inseguridades innecesarias y nos volvemos perfeccionistas sin necesidad de que sea así. 

Yo he pasado por todas estas fases, sin embargo, si se siguen todos los procesos y consejos que damos en nuestros cursos online para tejer más y mejor, el resultado siempre es bueno.

¿Y tú? ¿Has tejido o quieres tejer para tu chico o cualquier hombre de tu entorno?

¿Crees que es cierto lo que dicen sobre que ellos son más difíciles de contentar?

¿Crees que es más complicado tejer para ellos que para ti?

¿Cuál ha sido tu experiencia? ¿Conoces alguna fase más en el proceso?

Estaré contenta de que compartas con todos tus impresiones, y de paso cuéntame si ahora que se acerca el día del Amor, te apetecería celebrarlo tejiendo un proyecto especial para él. ¿Te gusta este diseño? Es clásico y se puede utilizar bastante. ¿Te animarías a tejerlo? 

** Que conste que no puedo evitar pensar siempre en 1000 posibilidades cuando creamos un diseño y un patrón, y la ventaja de The Love Project es que es un formato unisex, es decir, que sirve tanto para hombre, mujer, niño y niña. De hecho yo voy a tejer uno para mí cuando acabe el de él… 

Aprovecho para recordarte que quedan poquitos días para que termine la promoción especial y el descuento en todos nuestros cursos online. Además tenemos un concurso la mar de suculento en proceso y si quieres puedes participar y llevarte a casa un pack lanero valorado en más de 100€. Tienes aquí toda la info.

COMO-TEJER-ONLINE-OVILLOS-LANA-AGUJAS

Pulsa sobre la imagen o aquí para ver cómo participar

suscríbete y llévate el n.0 de PKMGZ

¡Llévate 6 minipatrones para que tejas ya mismo!

Informativa de Privacidad
Los datos que proporciones serán tratados por Pearlknitter con la Finalidad de remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en clara@pearlknitter.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

Suscríbete 

y disfruta de todo lo que está por venir

Los datos que proporciones serán tratados por Pearlknitter con la Finalidad de remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en clara@pearlknitter.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.