Esta es la primera entrega de varias entradas centradas en conceptos sencillos pero muy prácticos. Cuando comencé a tejer me dejé llevar por la impaciencia, y me encontré con varios frenos que lo único que hacían era desesperarme. Para evitaros que paséis por lo mismo hoy os cuento 3 conceptos o trucos que si tenéis claros desde el inicio, la vida tejeril os resultará mucho más fácil, productiva y entretenida.

pearlknitter Saber distinguir el derecho y el revés de la prenda que estés tejiendo. Dependiendo de si la hebra del inicio (la que resta cuando montamos los puntos) está a la derecha o la izquierda de la prenda, estaremos viendo el lado derecho o el revés de la misma. ¿Por qué debemos saber identificarlas? Para ahorrarnos tiempo. Es útil saber identificar este detalle cuando se es principiante porque ayuda a situarnos con respecto al patrón. Sirve para cuando trabajamos con varios colores y debemos hacer cambios de color y para contar las vueltas que llevamos tejidas con mayor facilidad.

derecho-labor revés-2  

pearlknitter Distinguir entre punto derecho y punto revés. Esta es una de las claves del punto. Si sabes hacer punto derecho y punto revés tienes los cimientos para investigar otros puntos más llamativos. Es fundamental saber distinguirlos. En casa los hemos bautizado desde siempre como “gusanitos”  o “espiguitas”. Poder distinguirlos bien ayuda a contar las vueltas con mayor facilidad (y a confiar en que las estás contando bien). En  el lado derecho de la labor vemos los bordes en punto bobo (gusanitos, todas las vueltas en punto derecho) y en el centro en punto liso (espiguitas, una vuelta en punto derecho y otra en punto revés).

ok punto-liso-detalle

Cuando vemos la muestra por el revés todo son “gusanitos”, tanto el punto liso como el punto bobo, pero los grosores son diferentes.  Cuando tejemos en punto bobo (todos los puntos en punto derecho) los “gusanitos” son más gruesos, y cuando tejemos en punto liso son más finos. A la hora de contar las vueltas es recomendable hacerlo por el revés de la labor,  tenemos dos opciones: si contamos por el borde cada “gusanito grande” cuenta como 2 vueltas, sin embargo, si contamos por el centro, los “gusanitos pequeños” cada uno corresponde a una vuelta. Para todo os recomiendo siempre contar de 2 en 2, ya sea cuando has montado los puntos, cuando repasas las vueltas… Si tomas esta costumbre te pierdes menos al contar (y ya sabemos que quién hace punto se pasa el día contando…). Si te acostumbras a contar de 2 en 2 ganarás tiempo, te confundirás menos y llevarás las cuentas mejor. Esta muestra tiene 30 puntos, 42 vueltas en total, las 6 primeras y las 6 últimas en punto bobo, y las 30 del centro en punto liso, con 3 puntos de los bordes en punto bobo. 

revés-gusanitos revés-detalle

pearlknitter Punto Orillo: ¡oh! Este es un gran aliado tejeril, si te acostumbras a hacerlo desde el principio se convertirá en un hábito,  y lo harás sin darte cuenta. El primer punto de cada vuelta hay que pasarlo sin hacer de la aguja izquierda a la derecha (excepto en la primera vuelta de todas las prendas, ahí debes hacer todos los puntos obligatoriamente). El último punto de cada vuelta (en la mayoría de prendas y proyectos tejeriles) tendrás que tejerlo en punto derecho. ¡Fácil! El primer punto se pasa sin hacer, el último siempre del derecho. ¿Cuál es el beneficio del punto orillo? Evitarás las argollas en los laterales y la apariencia de tu punto será mucho más lisa y homogénea. Fíjate en los bordes de la muestra, verás el resultado.

muestra-orillo-2

Aunque hay excepciones en las que debes tener cuidado, como las prendas tejidas en punto de arroz, o las que incluyen punto hebras. Nosotras en nuestros patrones lo tenemos en cuenta, puedes comprobarlo con el Pepa Beanie o la Hole Manga, ambos casos son especiales por el tipo de punto con el que se teje. En los patrones especificamos cómo y cuándo debes hacer punto orillo para que no afecte al tipo de punto y al diseño de la prenda, y así aprendes a ponerlo en práctica en multitud de opciones.

portada-pepa-beanie                         portada-hole-manga

Son conceptos muy sencillos y a la vez muy prácticos. Si te acostumbras a prestarle atención desde el principio te darás cuenta que disfrutarás más del proceso de tejer tu propia prenda, evitando los típicos parones “vaya, que mal me está quedando el borde, voy a tener que deshacer las 30 vueltas que ya llevo” o “ Me he perdido contando ¿cuántas vueltas llevaba?”.

No lo dudes, ponlo en práctica con el proyecto que te traigas entre manos o atrévete con cualquier Pearl Knitter. Déjate seducir por el placer de tejer tus propias prendas. ¡Comienza hoy mismo con alguno de nuestros patrones disponibles!

En breve otra entrega de conceptos y trucos básicos.

¿Y vosotros? ¿Tenéis algún truco tejeril por ahí guardado? ¿Queréis compartirlo? ¿Tenéis alguna duda concreta? No dudéis en hacérnoslo saber en los comentarios, estaremos atentas para dar respuesta a todo y continuar el camino para ser 1 Pearl Knitter.

 

suscríbete y llévate el n.0 de PKMGZ

¡Llévate 6 minipatrones para que tejas ya mismo!