Hace un par de semanas estuvimos en el pueblo, fuimos a ver a mi abuela Clara, ella tiene 90 estupendos años y está como una flor. Además tiene la bendita costumbre de no tirar nada. Ese domingo por la tarde, mi madre y yo le agradecimos que durante años haya guardado un montón de revistas de la antigua etapa tejeril de mi madre. Hemos disfrutado muchísimo viendo las revistas especializadas de los 80, y hemos encontrado verdaderos tesoros. Si quieres saber cómo eran las revistas hace 30 años, aquí te lo cuento.

Todas las revistas ochenteras tienen el estilo de esa década: pelos cardados, colores chillones, hombreras desmesuradas. Y como dice mi hermana, leerlas es como si el espíritu de Melanie Griffith en “Armas de Mujer” te poseyera. Yo soy muy fan de los 80, y eso que nací en 1981 y no he podido vivir nada de esa década como adolescente  o adulta, pero el Hard Rock, los vídeo-clips, las melenas, las mallas, el maquillaje… ¡Todo me fascina!

Estas revistas tienen el encanto añadido de no utilizar  Photoshop, las modelos son mujeres tan reales como yo, pero con 200 kilos de laca encima, e incluso encontramos imágenes en las que a la modelo no se le ha disimulado el vello de la axila y seguro que nadie ponía el grito en el cielo por eso. 

revistas para tejer

Lo que menos podía esperarme al coger una de las revistas era encontrarme una referencia a la Posmodernidad, como Historiadora del Arte estoy acostumbrada a asociarla directamente al Arte, la Arquitectura y el Pensamiento. El nº de invierno 1985-86 de la revista Lauria, es toda una declaración de principios desde la misma imagen de portada, que parece un replicante de Blade Runner, hasta el texto editorial que cito a continuación:

Posmodernidad. Así es como viene designándose este movimiento que gira en torno a un conjunto muy diverso de actividades y cuya principal característica es tal vez la de no constituir propiamente un movimiento perfectamente organizado en sus principios sino más bien todo lo contrario: aglutina en su seno un abanico sumamente amplio de personajes y actitudes. Actividades diversas que van desde la revitalización del cómic como expresión gráfica inmediata de todo lo urbano hasta el encuentro de nuevos espacios para el arte de la pintura y la escultura (saliendo del ámbito privado del artista para acceder al espacio público de las grandes ciudades, remodelando su imagen y sus contornos), pasando por el espectro musical de las nuevas bandas que descubren en los sonidos metálicos los sonidos propios de la urbe en plena fiebre productora, dotando así a la actividad artística de nuevos instrumentos de trabajo entresacados de la misma vida cotidiana

 

Se trata de una transgresión del límite geométrico que imponen los objetos cotidianos dándoles una nueva forma, redescubriendo una nueva realidad bajo el prisma de una nueva estética. Formas y diseños agresivos como respuesta a la agresión impuesta por el objeto-acabado, objeto-de-un-solo-uso, objeto-pre-fabricado. Decididos a inventar otras perspectivas, otras funciones y otras reglamentaciones en el marco no de la negación de los que nos rodea sino de su integración en una nueva definición. 

 

La moda, por supuesto, juega aquí un papel decisivo pues es la primera que media entre ese nuevo deseo y la exteriorización del mismo, la primera que nos relaciona directamente con nuestra propia imagen. No se trata tanto de buscar nuevos colores (?) y de crear formas distintas como de saber utilizar los colores y las formas de que disponemos para otros fines, abriendo considerablemente el margen de la actuación y la iniciativa individual, remodelando los espacios conocidos y, a la vez, que dándoles otro contorno, darles otro contenido, contenido hasta ahora oculto y que ha pasado desapercibido. “

revistas para tejer

Después de leer este texto en una revista para tejer, sinceramente, he sido sumamente feliz, porque una vez más mis múltiples pasiones se han unido en una sola: tejer, Arte, pensamiento, protesta, expresión… En la revista encuentras imágenes que evidencian que tejer a mano se convierte en todo un grito de guerra, en una manera de expresarte, en una manera de cambiar tu mundo y aportar tu granito de arena desde lo cotidiano.

revistas para tejer

revistas para tejer

Y de los diseños tejidos a mano con una ambientación futurista, pasamos a encontrar otros que en los que los colores flúor o la geometría se convierten en protagonistas. Son diseños que tranquilamente podría llevar hoy, y creo que tejerlos sería pura diversión.

revistas para tejer

revistas para tejer

Viendo las revistas además hemos encontrado un montón de anotaciones a mano, de todos los proyectos que mi madre o cualquiera de las tejedoras con las que trabajaba habían tejido; también hemos reconocido otros tantos que en nuestra infancia lucimos mi hermana y yo orgullosas, proyectos ochenteros salidos de las agujas de mi madre o mi abuela. 

Hemos recordado cuántas veces paraban a mi madre por la calle para preguntarle por sus diseños y como durante los 80 tejer y llevar prendas tejidas a mano era lo más

Pero si hay una imagen que me ha parecido especialmente significativa en la revista ha sido el desplegable del interior a doble página. En la primera imagen ves un grupo de niños en la puerta del colegio, una fotografía en blanco y negro que chirría con todo el colorido de las revistas, todos llevan un “babi”, uniformados y grises.

revistas para tejer

Pero si abres las páginas ves a todos esos niños contentos, sin uniforme, en una imagen a color, cada uno con un jersey diferente.

revistas para tejer

¿No crees que es una imagen sugerente?

Se puede palpar el mensaje, y todo potenciado por una actividad como tejer a mano. Eso me lleva a pensar sobre qué significa tejer hoyqué ocurrió en los 90, en el inicio del siglo XXI y cómo y por qué hemos llegado aquí.

Hoy cuando tejemos quizás no estamos alzando las agujas como símbolo para diferenciarnos de una etapa gris y oscura de nuestra historia, pero lo que me queda claro es que siempre que coges unas agujas y comienzas a tejer hay una revolución, algo se mueve, algo cambia, el mismo hecho de tejer implica transformación

¿Y tú? ¿Cómo lo ves?

¿Tienes revistas de hace 30 años por casa?

¿Qué diferencias crees que hay entre tejer ayer y hoy?

¿No encuentras fascinante que tejer, una actividad que puede ser cotidiana sirva para exponer cambios culturales? 

suscríbete y llévate el n.0 de PKMGZ

¡Llévate 6 minipatrones para que tejas ya mismo!

Informativa de Privacidad
Los datos que proporciones serán tratados por Pearlknitter con la Finalidad de remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en clara@pearlknitter.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

Suscríbete 

y disfruta de todo lo que está por venir

Los datos que proporciones serán tratados por Pearlknitter con la Finalidad de remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos propios. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en clara@pearlknitter.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.