La semana pasada contaba que tenía un proyecto especial en mis agujas: diseñar un jersey especialmente pensado para ser tejido con lana negra. Me pareció un reto por muchos motivos, y hoy te cuento cómo ha sido el proceso y te enseño el resultado, porque tejer con lana negra no tiene porqué ser difícil ni aburrido. 

Me ha pasado muchas veces, siempre he escuchado hablar mal del color negro, es un color que para algunas personas tiene connotaciones negativas, se asocia a la tristeza, al duelo, a la oscuridad… Pero para mí siempre ha sido uno de los colores más prácticos e interesantes, el 80% de mi vestuario es negro, y eso no responde a ningún tipo de rito ni nada raro, simplemente me gusta y me hace sentir muy cómoda.

Cuando he hablado de este tema en el blog he visto que no estoy sola:

¡Hay más fans del color negro!

En el mundo tejeril también se habla del color negro, y no siempre para bien, es cierto que no es el color más recomendable para cuando comienzas a tejer, básicamente porque no permite ver bien lo que vas haciendo, y requiere de un mínimo de seguridad, pero no hay nada como una buena iluminación para compensarlo.

Diseñar un proyecto 100% de este color conlleva varios factores a tener en cuenta, y tomé algunas decisiones, no sólo para divertirme tejiéndolo, también para que a la hora de utilizarlo luciera. Hay tres cuestiones importantes:

  1. El material: decidí utilizar una lana de torsión rizada, ya que gracias a su propia naturaleza el jersey tendría un “extra” de volumen. He utilizado ovillos Living de Mondial (53% lana, 43% acrílico, 5% poliamida). 
  2. La técnica: este diseño tiene muchos detalles, desde el borde inferior hasta el cuello, el volumen es protagonista por el uso de los ochos (los 2 de la espalda y el delantero, las mangas, el cuello y en la semi-ranglam).
  3. Los puntos: la elección del Punto Bandas Intercaladas no es aleatorio, utilizar calados en prendas de invierno no es una locura, y este punto permite crear unos dibujos favorecedores, y el juego de vacíos y forma de “V” enriquece y realza el color negro, dándole movimiento.

qué tejer con lana negra

El proceso de diseño en  esta ocasión ha venido condicionado por el color, y en base a esto he tomado decisiones para crear una prenda que cumpliera los siguientes requisitos:

  • Al tejer en un solo color, y además negro, tejerlo debía ser un proceso ligero, dónde los cambios de puntos y el empleo de distintas técnicas hicieran del paso a paso algo entretenido.
  • El resultado tenía que ser llamativo por las formas, la mejor manera de resaltar el color negro es a través del volumen y los vacíos
  • Tenía que ser un proyecto con el que en cada pieza pusiera en práctica distintas técnicas, haciendo de él un patrón con el que aprender y poder enseñar

Teniendo en cuenta todo esto el resultado y lo que he puesto en práctica es lo siguiente, vamos a hacer un recorrido de abajo a arriba, igual que ha sido tejido.

  • Borde de picos para generar una ligera campana: no me apetecía hacer un borde típico, ni elástico, ni punto de arroz, ni punto bobo. Esta opción es muy fácil de tejer y el resultado es original, los bordes no se lían sobre sí mismos. Además permite que, por el largo total que tiene, pueda utilizarlo como jersey con vaqueros o bien casi como un vestido con unos leggings. 

qué tejer con lana negra

  • Trabajo conjunto de ochos y Punto Bandas Intercaladas: el delantero y la espalda los tienen de protagonistas, tejer en color negro tenía como prioridad para mí crear volúmenes y resaltar el color a través de los vacíos. La combinación de este punto con los ochos laterales ha hecho que consiga mi meta.

qué tejer con lana negra

  • Las mangas se llevaron bastante de mi tiempo para decidir cómo tejerlas, barajaba diferentes opciones: mantener el calado (descartado porque corría el riesgo de engancharme en cada picaporte), punto liso (descartado por ser demasiado sencillo), punto elástico, que aunque me ayuda por la comodidad de que las mangas no fueran muy anchas, no cuadraba con el diseño general. Al final decidí que los ochos siguieran presentes, de esa manera mantenía el volumen, pero además conseguía tener las mangas que buscaba: eran elásticas, pero sin utilizar el punto elástico
  • Semi-Ranglán: es una de mis técnicas favoritas porque favorecen mucho, pero como tejerlas implica menguar, los ochos centrales desaparecen, de ahí que sea semi y no 100% ranglam, pero con una vuelta de tuerca al añadir a la diagonal que forma natural la ranglán un ocho en cada lateral. 

CURSOS PARA TEJER  PUNTO EN SEVILLA

  • El cuello tiene varias virtudes, luce igualmente bien vuelto que levantado, porque los ochos que lo protagonizan han sido tejidos para que se vean bien por ambos lados (el derecho y el revés de la prenda). Se comienza el cuello bastante pronto, como ves su circunferencia casi se extiende hasta los hombros, es una manera de resaltar el efecto “cisne”, pero sin olvidar que cuando quieras lo conviertes en cuello vuelto y queda igualmente bonito. qué tejer con lana negra

En resumen este diseño está plagado de técnica y de detalles. 

  1. Aprender a tejer borde de picos.
  2. Trabajar con destreza con la aguja auxiliar y los ochos.
  3. Manga semi-Ranglán, con menguados y ocho decorativo lateral.
  4. Punto Bandas Intercaladas.
  5. Aumentos y Menguados.
  6. Adaptar un patrón a tus medidas y tu manera de tejer.
  7. Calcular los puntos, las vueltas y las medidas necesarias de manera autónoma
  8. Recoger puntos y unión de piezas para tejer el encaje del cuello.
  9. Costuras invisibles

qué tejer con lana negra

Pero lo más destacable de un proyecto de estas características es que adquieres herramientas para diseñar tus propias ideas, cada paso está acompañado de explicaciones no sólo técnicas, también en relación a la estética y al diseño

Y aunque a través del blog, los comentarios y los mails que recibo cada semana sé que no soy la única fan del color negro, para aquellas que quieran tejerlo en otro color hemos tejido exactamente el mismo patrón con otra lana, y sin mangas, porque el patrón lo permite, es un diseño pensado para que puedas adaptarlo o tejerlo de varias maneras diferentes. Por eso siempre digo que un patrón tiene mil vidas

CURSOS PARA TEJER  PUNTO EN SEVILLA

Ahora que ves el mismo diseño en 2 colores diferentes… ¿Con cuál te quedas? 

¿Te animas a poner en práctica todo lo que conlleva The Black Project?

¿Negro o cualquier otro color?

¿Con o sin mangas?

Te espero en los comentarios.

¡Ya puedes apuntarte al curso online para tejer The Black Project!

cómo tejer un jersey de lana

suscríbete y llévate el n.0 de PKMGZ

¡Llévate 6 minipatrones para que tejas ya mismo!