Estamos casi en la recta final de los básicos para tejer más y mejor, hemos ido viendo trucos y técnicas que vienen bien tener a mano cuando nos enfrentamos a un proyecto más allá de tejer en recto, y para eso saber hacer aumentos es indispensable. Hoy vamos a ver 3 maneras de aumentar en punto a dos agujas, así como los usos de cada uno de ellos.

Una de las consultas que más veces recibimos al correo electrónico es sobre el tema de los aumentos, lo más común es que se repitan frases del tipo:

Sé aumentar, pero siempre me lío cuando tengo que hacerlo“.

No sé qué tipo de aumento utilizar para cada parte concreta del proyecto“.

Bien, vamos a responder a qué son los aumentos, para qué sirven, cómo hacerlos y cuándo emplearlos. Es una visión general para que nos situemos, pues ya sabemos que en el Arte de tejer es mucho mejor avanzar comprendiendo que a lo loco, y como estamos en las técnicas básicas, lo ideal es tratar el asunto desde la más absoluta sencillez.

¿Qué es un aumento?

Hacer un aumento significa añadir un punto (o los que sean necesarios) para lograr un resultado concreto en tu proyecto lanero.

¿Para qué sirven los aumentos?

Principalmente para tejer prendas que no sean rectas, con ellos darás un paso más en tu autonomía tejeril, de su mano podrás empezar a investigar y comprobar que hay diferentes maneras de hacerlos y que dependiendo del resultado que quieras obtener tendrás que emplear un tipo u otro.

¿Cómo hacer los aumentos?

En este post vamos a ver 3 maneras: aumento sencillo, aumento invisible y aumento con lazada. Existen otros tipos, pero dentro de las técnicas básicas estos 3 tipos te ayudarán a progresar.

¿Cuándo debo añadir aumentos?

Siempre dependerá del proyecto que tengas entre tus agujas, estos son algunos ejemplos:

  • Cuando estés combinando 2 tipos de puntos, puede que uno de ellos requiera de nº par de puntos, y para avanzar necesites un nº impar.
  • Cuando comiences un gorro con punto elástico.
  • Cuando quieras tejer las mangas y el cuerpo en una misma pieza, tipo mangas japonesas o murciélago.
  • Cuando comiences un jersey por el cuello en agujas circulares y tengas que ampliar puntos para el cuerpo.

Si estás empezando a tejer lo ideal es que observes los patrones que caigan en tus manos, escanea mentalmente cuándo se utilizan los aumentos y para qué. De esta manera irás asimilando cómo funciona, y progresando casi sin hacer esfuerzos en tu camino tejeril.

Si te animas a participar en nuestro Proyecto Final, en el que pondremos en práctica las técnicas que te hemos ido explicando, ya tendrás algo con lo que empezar.

Para participar debes estar en la lista PearlKnittera

-suscríbete si quieres acompañarnos-

Pasamos a la acción, estas son las características principales de cada uno de los 3 aumentos.

cómo hacer aumentos en punto a dos agujas

El Aumento Sencillo se suele utilizar para crecer en las mangas. Este tipo es el que utilizaremos en el Proyecto Final. Se hace al inicio de la vuelta correspondiente, introduciendo la aguja derecha por el punto siguiente, teniendo en cuenta que es el que se ha tejido en la vuelta anterior. Al llegar al final de esa misma vuelta repetiremos la misma operación después del penúltimo punto. En el vídeo podrás ver con claridad cómo hacerlo.

cómo hacer aumentos en punto a dos agujas

El Aumento Invisible se hace al inicio y al final de la vuelta, es decir el primer aumento se obtiene subiendo el primer punto de la vuelta anterior, que se teje como uno más; continúa tejiendo todos los puntos y una vez tejido el último punto se sube el punto final de la vuelta anterior a la aguja izquierda para tejer como uno más.

cómo hacer aumentos en punto a dos agujas

Con el Aumento con Lazada obtenemos un calado, lo hacemos pasando una hebra o lazada en un momento concreto. Estos aumentos puedes hacerlos en el centro, en los lados, depende de qué estés persiguiendo. En nuestro ejemplo verás que hemos tejido una serie de puntos antes de pasar la hebra y después, los puntos centrales son los destinados a los aumentos y ellos son los que guían para seguir aumentando vuelta tras vuelta, hasta alcanzar el nº de puntos que necesites. 

Para nosotras aumentar en las vueltas del derecho siempre resulta más cómodo, aunque también puedes hacerlo en las del revés.

Aquí tienes el vídeo para ver cómo hacer los 3 tipos de aumentos que hemos visto.

Ya tienes las nociones básicas para realizar aumentos en punto a dos agujas, pero no debes olvidar que cada proyecto demanda algo diferente, y que existen más tipos de aumentos.

Los aumentos forman parten de todos los cálculos que debes hacer de cara a crear un diseño, teniendo siempre en cuenta si necesitas nº de puntos par o impar, según las necesidades y el resultado que persigas. Con estas indicaciones cuentas con algo más de técnica, el siguiente paso es investigar, observar y poner en práctica, de esa manera es como seguirás aprendiendo.

Y que mejor ocasión que nuestro Proyecto Final para poner en práctica todo lo que hemos ido enseñando a lo largo de estas semanas. ¿Estás en la Newsletter? Quienes están en la News PearlKnittera ya saben qué hay que hacer para tejer con nosotras, suscríbete y así tú también estarás al día de todo.

como tejer un jersey de verano

 

¿Y tú?

¿Cómo te llevas con los aumentos?

¿Te ha resultado útil conocer estos 3 tipos para emplearlos en algunos de tus proyectos? ¿Qué es lo que más te preocupa de los aumentos?

¡Te espero en los comentarios!

** Recuerda que si quieres participar en el Proyecto Final, en el que te daré el paso a paso para tejer un jersey de verano de principio a fin tienes que suscribirte a nuestra Newsletter, a través de ella es cómo te diré qué debes hacer exactamente para tener acceso al proyecto. 

 

suscríbete y llévate el n.0 de PKMGZ

¡Llévate 6 minipatrones para que tejas ya mismo!

¿Quieres ser 1 Pearl Knitter? Aquí más conocimiento lanero