¿Patucos? Sí, son esas pequeñas prendas tejidas a mano especialmente diseñadas para dejar de tener los pies congelados en invierno, son gustosos a más no poder, y son los encargados de hacerte sentir bien cuando te los pones, cuando por fin estás en casa y el día de trabajo ha terminado, la lluvia ya no cala tus pies, las tareas están todas hechas,  y el único plan que tienes por delante es descansar con los pies calentitos sentada en tu sofá.

¿Has pensado alguna vez cuál es el complemento ideal para tus pies mientras tejes? ¿O cuál es el regalo perfecto para amigos, amigas, padres, madres, novios, sobrinos o hijos? ¿Sabes qué prenda tejida a mano es unisex por excelencia? ¿Y la que te puede enseñar técnica tejeril a diestro y siniestro sin que te eternices en el proceso de aprendizaje? ¿Qué se teje más o menos rápido y luce un montón

tejiendo-patucos

tejer-patucos-a-dos-agujas

Me declaro fan de los patucos, han sido mi tarea de verano más productiva, me hubiera encantado gritarle al mundo que estaba loca de felicidad por haber aprendido a tejerlos, pero mientras toda la población compartía fotos de sus pies luciendo bajo el sol en Instagram, a mí me parecía poco apropiado enseñar mis pinreles con patucos a más de 40º a la sombra… Ahora es el momento perfecto, la noche empieza a caer pronto, y no se antoja otra cosa más que tejer mientras escuchas la lluvia caer.

aprender-a-tejer-patucos-con-2-agujas

Los patucos tienen larga tradición en mi familiaEste verano, pasando unos días en el pueblo con mi abuela, aproveché para que me transmitiera alguno de sus sabios consejos “patuqueros”. Ella siempre me acaba sorprendiendo, apareció en el salón con un cuaderno en el que tenía anotadas todas y cada una de sus ventas laneras: para quién era el encargo, cuánto había tardado en tejerlo, cuánto cobraba, medidas o colores (nada parecido a un patrón, era más bien un libro de cuentas o un diario). También me llamó la atención que recordaba prácticamente una anécdota de cada trabajo.

Había anotados patucos, sweaters, chaquetas, gorros… El cuaderno databa de 1982, es decir, yo tenía 1 año, y mi abuela, que el lunes pasado cumplió los 90, tendría 58 por entonces. Y no es el único cuaderno, tiene muchos más.

aprender-a-tejer-online

Una de las cosas que me entusiasmó, fue reafirmarme una vez más en la autonomía e independencia económica que el punto le daba, enmascarado en 1 tarea femenina, sin parecerse ni acercarse a un oficio (cuando sí lo era), pero aún así para mí es 100% significativo. Debo decir que el trabajo de mi abuela y de mi madre en aquellos años en mi ciudad era más que valorado, con el tiempo, junto a mi tía abuela Carmen, montaron una red de tejedoras que abarcaba y surtía a toda Andalucía de los diseños de mi madre

Los patucos nos han acompañado desde pequeños, a mí, mis hermanos y mis primos. Todos y cada uno de nosotros, cuando íbamos a dormir a casa de nuestros abuelos, teníamos 1 par de patucos esperándonos, los he tenido de todos los tamaños y de todos los colores.

Con el paso de los años todos los nietos fuimos teniendo novios y novias o amigos que iban a pasar el fin de semana al pueblo… Y todos y cada uno de ellos recibieron su par de patucos. No sé cómo lo hacía mi Abuela Clara, pero daba igual con quien aparecieras por allí, siempre tenía unos patucos de su talla, recuerdo haber ido con el que era mi novio hace años y que calzaba un 46… ¡Tenía unos patucos gigantes para él! Mi abuela es una caja de sorpresas…

patucos-tejer

El punto representa para mí autonomía, entre otras muchas cosas. Ya conoces el tagline (o lema) de Pearl Knitter: Knit Your Way (teje tu camino). ¿ Cómo se hace el camino? Al andar.  ¿Y con qué andamos? Con los pies. En realidad tú vas a tejer tu camino con tus manos, con tu mente, con tu corazón, con tu estómago, con tus alegrías, con tus penas, con tus decisiones… Pero cubrir nuestros pies con lana me pareció de lo más simbólico.

aprender-a-tejer-patucos

Creo firmemente que el patuco encierra un conocimiento lanero exquisito, te ayuda a comprender el funcionamiento de tejer a dos agujas. Quiero que aprendas a tejer, pero no a repetir un patrón sin más, quiero que a partir de los post, los patrones, los kits y los tutoriales aprendas, comprendas y puedas empezar a tejer tu camino totalmente independiente.

Esta filosofía alumbró la idea de 1 ovillo 1 proyecto: el Mega-Kit, 4 proyectos diseñados y pensados para que inicies o afiances tu camino tejeril; es por esto que dentro del pack no podían faltar los patucos: es un proyecto pequeño, resultón y  la mar de apañado. Con ellos aprendes aumentos, menguados, vueltas cortas, y tienes espacio de sobra para experimentar con mil detalles o puntos diferentes: Descubres el ir y venir de una prenda y lo que hace falta para que tenga 1 forma determinada.

como-empezar-a-tejer-unos-patucos

esquema-para-tejer-patucos

Una vez visto el patuco, cual rana disecada como en las pelis de instituto americanas, has podido comprobar que esta pequeña prenda encierra muchísimo conocimiento lanero, es por eso que estoy decidida a ofreceros un curso online 100% temático, con adaptaciones a diferentes tallas, distintos diseños y  patrones incluidos¿Qué te parece? ¿Te apetece la idea?

Y yo estoy decidida a que nadie pase frío este invierno. ¿Y tú?

¿Te apuntas? ¿Quieres aprender a tejer patucos paso a paso?

¡Te espero en los comentarios!

aprender a tejer online

** Suscríbete a nuestra Newsletter y podrás enterarte de todo antes que nadie, si te apuntas, además de beneficiarte de promociones y descuentos exclusivos, recibirás hasta diciembre cada domingo 1 tutorial para aprender #1puntonuevocadasemana. Conocimiento lanero de calidad y gratis durante 15 semanas. ¡No te pierdas nada! 

**Extra: si te suscribes hoy tendrás acceso a la promoción #1ovillo-1proyecto que finaliza mañana 19/09/2014 a las 00.00

 

 

Share Button