Este es un post especial, en primer lugar se lo dedico a todas las chicas del grupo Knitaholics  con las que estamos tejiendo, por esas veces en las que han tenido que deshacer si se han equivocado. Hoy os cuento el proceso de haber tejido un jersey y todas las veces que me he equivocado y por qué. Normalmente enseño el resultado y puedo hablar de cómo ha sido la experiencia, pero no suelo hablar de los errores. Hoy hago una radiografía de mi manera de tejer y te cuento todos los errores que he cometido

Ha sido un sweater especial porque de su mano he hecho varias cosas por primera vez, así que es lo típico que se te queda grabado a fuego y es un conocimiento para toda la vida. Se han sucedido una serie de descubrimientos/logros, que han merecido la pena.

  • He tejido en continental. ¡Menudo descubrimiento! 
  • He tejido todo el jersey con agujas circulares. ¡Segundo descubrimiento! He llegado a tejer prácticamente tumbada, porque con estas agujas se puede. He sacado a pasear mi proyecto y he tejido en bares, salas de espera y autobuses. 
  • He tejido con una lana que mezcla varios colores, pero no es degradada, y jamás me habían atraído este tipo de ovillos, sin embargo… ¡Otro descubrimiento! Estos ovillos y yo hemos conversado sobre cómo lucirían más, y estamos orgullosos de nuestro trabajo.
  • He pensado este proyecto, lo he visualizado, lo he tejido y ha quedado exactamente igual que cuando lo veía en mi cabeza. Largo del cuerpo perfecto (justo para tapar un poco el pandero y las mollas), longitud de mangas idónea y ni ancho ni estrecho. Ha cubierto todas mis expectativas, porque nadie como yo para crear mi propia ropa y saber con qué voy a estar cómoda. 

jersey tejido con agujas circulares

Desde el momento que supe que iba a emprender la aventura de tejer lejos de mi zona de confort, es decir: método nuevo, agujas nuevas, lana que normalmente no me atrae, decidí que a la par que anotaba mis pasos para hacer el patrón, también iría anotando todas las veces que cometí un error, y o bien lo tuve que solucionar o deshacer y volver a empezar.

En este proceso, como siempre he contado con mi madre, que cada día me enseña algo nuevo, y como siempre, en cada momento de crisis tejeril, en la que me he agobiado, no he sabido por dónde tirar y cómo solucionar, ella estaba ahí, con la técnica adecuada, el truco perfecto y su buen hacer.

La radiografía del trabajo se extendió a todo tipo de detalles, incluido anotar el tiempo que empleé tejiéndolo, que días y a qué horas. Analizándome a mí misma para averiguar cuando era más productiva, cuando estaba menos receptiva, cuánto tejía un día y cuánto tejía otro. He anotado las horas y los minutos, los errores y las soluciones, y éste es el resumen de la experiencia:

tejer con agujas circulares

¡Ah! He olvidado anotar que ha sido bautizado como Wire Sweater, y es que estas 3 semanas me he ventilado las 5 temporadas de The Wire + el extra de la mini-serie The Corner. En su honor lo he bautizado así, porque la serie me ha gustado mucho y no entiendo por qué no la había visto antes. Ahora he empezado a ver American Horror Story, así que a ver qué sale… ¡Miedo me da! Nunca mejor dicho…

Paso a contaros los errores, porque como todos sabemos, de los mismos se aprende: 

Error nº 1. 

La muestra y el cálculo de los puntos para el cuello: Tejiendo para 2 Claras.

El jersey está comenzado por el cuello, cosa que tampoco había hecho hasta ahora. Como tejer una muestra en circular me resultaba complicado la hice en agujas rectas.

¿Qué ocurrió? Que mi manera de tejer y mi tensión cambia de manera abismal tejiendo en continental y con agujas circulares.

¿Resultado? Una vez que llevaba más de 30 vueltas del cuello, tuve que deshacer, porque si me colaba un jersey con ese cuello se me iría directamente hasta las caderas, y el cuerpo, que hubiera tenido que ser proporcional, hubiera servido para 2 Claras y no para una

¿Solución?  No queda más remedio que deshacer, volver a montar los puntos y gracias a ver un resultado más aproximado a cómo tejería todo el proyecto disminuir el nº de puntos con el que empezar. Tuve que calcular de nuevo, y quité la friolera de 40 puntos del cálculo inicial.

tejer con agujas circulares

Error nº 2.

Tejer en circular y hacer complicado lo sencillo.

Yo no tejo en circular, yo tejo en bucle

Ya había tejido antes otros proyectos más pequeños, pero bueno, aún así no estás libre de cometer ese despiste… Fue el mismo domingo que empecé el Wire Sweater, después de haber deshecho la primera vez, monté los puntos correctos, y empecé a tejer feliz y contenta.

Las horas nocturnas no son mis mejores aliadas para estar concentrada. Esto fue lo que me ocurrió:

tejer con agujas circulares

Cuando tejes con agujas circulares en la primera vuelta hay que prestar especial atención, si coges los puntos de manera equivocada puedes hacer un lío tremendo y estar tejiendo una parte diferente a la otra y retorcido. Fíjate en la parte izquierda, que es la que está bien y la derecha, que es la que está mal. Todo debería verse como la parte izquierda.

¿Solución? Vuelve a deshacer y a empezar de nuevo. Menos mal que llevaba poquito.  

Error nº 3.

Aumentos para las mangas ranglan.

Mis mangas, mis reglas: cómo desviarse del camino.

Cuando ya llevaba más de 50 vueltas, de nuevo había tejido en domingo y a última hora, y para colmo lo hice en el coche y cuando estaba atardeciendo. (Bueno, hay que reconocer que sí, que me encanta tejer, pero que tampoco es necesario que me ponga las cosas difíciles, ¿no?).

El dibujo de la manga ranglan se desvió por completo en 1 de las líneas que dibuja, 3 estaban perfectas, y una iba por libre (hay cuatro en total que se hacen con aumentos desde el cuello), y esa en concreto decidió irse a Cuenca y no continuar por el buen camino. ¿Qué ocurrió? Que de nuevo tuve que deshacer hasta el cuello.

tejer con agujas circulares

No está registrada la foto del desvío de la manga, aquí está bien, pero ya te lo puedes imaginar… 

Error nº 4.

El Punto Mariposa.

Me empeñé en conseguir un resultado diferente, pero que resultó imposible.

Desde el principio, por el tipo de lana que utilizaba, que combina varios colores por tramos muy diferenciados, es decir, sin que haya un degradado, tuve curiosidad sobre el dibujo que podría formar. Por un lado el Punto liso del cuello y las mangas iba a quedar diferente, dependiendo del ancho las líneas iban a ser más o menos gruesas, de ahí que del cuello a la axila vaya cambiando, y que a partir de las mangas las rayas sean más evidentes y anchas. 

¿Qué punto elegir para el cuerpo y seguir disfrutando de los cambios de color? ¡El Punto Mariposa! Es perfecto, porque cada línea de la mariposa iba a salir diferente. Y eso era precisamente lo que quería comprobar. 

Tejer punto mariposa

Además de que para conseguir que las mariposas salieran alternas tuve que hacer algunos aumentos clave para que el nº de puntos cuadrara, cuando llevaba 2 filas de mariposas tejidas me di cuenta de que el punto quedaba acolchado, cuando mi intención es que fuera completamente plano. Deshice las 20 vueltas, pensando que el error venía de la tensión al pasar las hebras, y no solo lo hice 1 vez, lo hice 2 veces.

También probé a tejer con agujas rectas una muestra de este punto, y volvía a ocurrirme, el efecto era acolchado. A mi madre por ejemplo le queda plano y a mí no. Pero también es cierto que trabajamos con lanas diferentes. Así que continué, y mientras más filas tejía, más me gustaba. 

El Punto Mariposa, sus cambios de color y el efecto acolchado me conquistaron.

Error nº 5. 

Las mariposas tienen 5 hebras, en más de una ocasión me salieron 4.

Este es un error que he unido en 1 solo, aunque me equivoqué varias veces. En más de una ocasión, y como detecta la radiografía, siempre que tejía por la noche me equivocaba, y a veces se me olvidaba pasar la hebra, o dejaba 6 puntos dentro de la mariposa en vez de 5. 

En todas y cada una de las revisiones que hice, al ver que me equivocaba, deshice para volver a tejerlo.

Error nº 6

Entre tus puntos siempre hay algún escapista.

Este error también es muy común, pero como me pasó más de una vez lo he reunido en un mismo error. Se me escapó un punto haciendo el punto mariposa, se me escapó un punto haciendo los aumentos de las mangas, se me escapó no un punto sino varios y en varias ocasiones de los imperdibles en los que puse en espera los puntos de las mangas… Así en repetidas ocasiones.

En todas y cada una de ellas lo pude resolver sin deshacer. Pero éste es uno de los errores más comunes cuando tejemos, y ya no lo veo ni como un error, simplemente forma parte del proceso, asúmelo, entre tus puntos siempre va a haber alguno que te pegue el susto.

tejer con agujas circulares

Y este es el resumen de mi radiografía como tejedora. De esta experiencia de análisis he sacado las siguientes ideas:

  • Tejer por la noche no se me da bien, siempre me equivoco. Mi mejor hora del día es después de comer.
  • El proceso de idear un jersey, hacer el patrón y ajustarlo a mi medida, implicará siempre horas de trabajo, de estudio, de pruebas, y finalmente obtener una gran satisfacción.
  • Si quieres tejer y obtener resultados, siempre será mejor que te armes de paciencia, de constancia y de alegría. Tejer y deshacer es parte del proceso, no es un problema, ni una equivocación ni un error: es la base de empezar a crear.
  • Yo tejo con la seguridad de que tengo a alguien que me guía o me dirige cuando me siento perdida, eso es un lujo, siempre dispuesta a solucionar cualquier duda, ayudándome a mejorar y haciendo de mí  cada día una tejedora más autónoma

Ah! Se me olvidaba comentar que una de las prácticas que he llevado a cabo es dejar cada noche la tarea tejeril bien estirada sobre una superficie plana, reposando o asentándose, a la mañana siguiente siempre me daba la impresión de que había avanzado mucho más de lo que tenía en mente.

Antes siempre dejaba el proyecto doblado o metido en una bolsa, y eso me llevaba a postergarlo. De esta manera estaba ahí, llamándome y guiñándome un ojo para continuar por donde lo había dejado. Esa costumbre se convirtió en parte del ritual, y la verdad, no sé si me estoy volviendo maniática o qué, pero desde que sigo una serie de hábitos me siento mucho más productiva.

tejer con agujas circulares

Y por último decir que había calculado que gastaría 7 ovillos de 100 gr, pero finalmente sólo me hicieron falta 6. Calcular mal la cantidad de lana no me parece un error, porque siempre que me sobra un ovillo me alegro, ahora pensaré qué tejer; probablemente un gorro y también en circulares. De nuevo esta lana me brindará líneas diferentes, ya que el ancho será diferente a cualquier parte del jersey ya tejido.

¿Y tú?

¿Prestas atención a los fallos y los errores?

¿Habías analizado alguna vez tu proceso en 1 mismo proyecto de principio a fin?

¿Te gustaría que en el curso de Agujas Circulares incluyéramos el paso a paso para aprender a tejer el Wire Sweater?

¡Te espero en los comentarios!

 

Share Button