Podrán decir que hasta el 40 de Mayo no te quites el sayo, pero yo lo único que sé es que cada día hace más calor, y que como las buenas tejedoras no podemos abandonar las agujas al menor contratiempo, hay que buscarse las habichuelas para seguir tejiendo sin morir de calor en el intento.

¿Cuál es la solución? Algodón + diseños fresquitos.

Esta es la segunda entrega de tipos de escotes que puedes tejer, la semana pasada os hablé del escote halter, el cuadrado y el cisne (si te lo perdiste puedes leerlo aquí).

Hoy vamos a ver otras tres opciones para que este verano nadie se quede sin ideas.

ESCOTE-EN-PICO

El escote en pico o en “V” es todo un clásico. Desde mi punto de vista es uno de los escotes más elegantes, y además favorecen a todo el mundo, porque alarga el cuello y estiliza la figura. Si tienes poco pecho puedes permitirte el lujo de alargarlo un poco más de lo normal, trabajando por ejemplo con un algodón elástico como el Mare de Mondial, que te permitirá ir perfecta sin miedo a que se escape nada. 

En el caso del Vainilla Sweater, que es un spoiler de lo que está por venir, el escote lo hemos tejido con Punto Bobo, evitando así que se enrolle el algodón (¡Truco Pearl Knitter!).

¿Cómo se hace? Hay que dejar en reposo la mitad de los puntos con ayuda de un imperdible, es decir, los correspondientes a uno de los laterales y tejer el resto. Para hacer los escotes en pico es fundamental menguar, y lo ideal es hacerlo siempre en las vueltas impares de la zona del escote, hasta que sólo te queden los puntos que formen el hombro.

ESCOTE-BARCO

El escote barco es una solución sencilla pero siempre efectiva; puede hacerse ultra-sencillo como es el caso del Top Mafalda, que está tejido en Punto Bobo con el Croissiere de Phildar, o bien introducirle un borde en otro tipo de punto, dándole un poco de complejidad al diseño. El escote barco es una línea recta que va de hombro a hombro, puedes elegir la abertura que más te guste o mejor vaya con tu diseño, desde un cuello barco pequeño como el Top Mafalda, a llevarlo a los extremos dejando ambos hombros al descubierto.  

Este tipo de escote crea una paralela con la línea de las clavículas que resulta muy sugerente, y es uno de mis recursos favoritos a la hora de tejer, tanto en invierno como en verano, para mi funciona en todas las estaciones. Favorece a quien tenga los hombros estrechos y las caderas anchas, porque equilibra. Los mejores adjetivos para definir un escote barco son: minimalista, discreto y sensual. Siempre es un acierto.

¿Cómo se hace? Cierra todos los puntos al llegar a la línea de los hombros, y cose teniendo en cuenta la abertura que le vas a dar el cuello, dependiendo de si quieres lucir más o menos hombro. 

ESCOTE-ASIMÉTRICO

El escote asimétrico es puro atrevimiento e investigación, aquí no hay más normas que las que tu creatividad y saber tejeril te marquen. En el caso del Indian Top (spoiler again!) combina una tiranta con flecos en un hombro, escote en diagonal del cuello a la sisa y el otro hombro cubierto pero sin llegar al brazo. Este diseño es pura diversión y una gran idea para aprovechar restos de ovillos que tengas en casa. 

¿Cómo se hace? Al llegar a la sisa hay que ir menguando en cada vuelta hasta conseguir que te quede la anchura del hombro cubierto y cerrar los puntos que han quedado para éste. La tiranta es opcional, dependerá del material o el diseño que hagas.

¿Con qué tipo de escote te identificas?

¿Quieres contarme cuál te parece más complicado de tejer?

Te espero en los comentarios, y si quieres que experimentemos con algún tipo de escote que no hayas visto por aquí, pero te mueres de ganas de saber cómo quedaría y cómo se teje; ponte en contacto con nosotras y nos encantará aceptar el reto.

Y si lo que quieres es recibir contenido exclusivo, estar al tanto de nuestras promociones, recibir inspiración para tejer y convertirte en 1 Pearl Knitter… ¡Ya sabes!:

Kits para tejer

   

 

 

suscríbete y llévate el n.0 de PKMGZ

¡Llévate 6 minipatrones para que tejas ya mismo!