Quien teje sabe que una parte natural del proceso es deshacer, es una de las partes menos divertidas de la actividad tejeril, pero a la par necesaria. ¿Qué ocurre cuándo deshacemos y nos encontramos con un montón de lana rizada? ¿Te entran ganas de volver a tejer con ella? Probablemente no. Hoy compartimos un vídeo-tutorial para que sepas cómo devolver a la lana deshecha su forma original, para que vuelva a lucir apetecible y ser tejida. 

Este tutorial para saber cómo devolver su estado prácticamente original a la lana deshecha  puede ser útil en diferentes momentos:

  • Cuando deshaces una prenda porque necesita cambios, variaciones o te has equivocado.
  • Cuando has tejido una prenda hace tiempo y por el motivo que sea ya no te gusta o no te sirve y quieres reutilizar la lana.
  • Cuando llevas meses con un proyecto a medio tejer y por el motivo que sea no eres capaz de terminarlo.

Para esos ovillos o prendas que en algún momento dejaron de ser apetecibles, hoy tenemos para ti un vídeo-tutorial en el que con cosas que todos tenemos en casa, tus materiales volverán a ser los que eran, preparados para saltar a tus agujas y tejer lo que te propongas.

cómo tejer con lana después de haber deshecho lo tejido

La lana después de deshacer tiene un encanto especial, a mí al menos me gusta incluso el acto de deshacer y de ver cómo caen las hebras rizadas, dejando constancia de lo tejido, de lo que han sido y de la huella del tiempo; pero lo cierto es que después de observar la prenda deshecha durante unos místicos segundos, lo que menos se me antoja es tejer con una lana rizada.

¿Por qué la lana deshecha no es apetecible?

Básicamente porque el punto nunca luce igual de bien,  todo se vuelve irregular, y porque, no vamos a engañarnos, a todas nos encanta estrenar ovillos.

Para poder devolver a tu lana un aspecto y una textura similares al estado anterior, necesitarás lo siguiente:

  1. Un recipiente con agua a temperatura ambiente.
  2. Detergente para ropa delicada (esto es opcional, depende del uso que haya tenido la prenda).
  3. Pequeñas hebras de menos del 10 cm de un color distinto a la lana que vayas a tratar.
  4. Perchas.
  5. Plancha de vapor.
  6. Espacio para tender y dejar secar.

cómo tejer con lana después de haber deshecho lo tejido

El proceso para conseguirlo implica 12 sencillos pasos. Voy a enumerarlos y describirlos brevemente, y no te pierdas el vídeo. 

  1. Deshacer: si tienes una prenda que no te gusta, si te has equivocado, si has retomado un proyecto abandonado tras mucho tiempo… ¡Tira del hilo! Haz la prueba siguiendo nuestro paso a paso con alguna prenda que tengas desterrada, algo sencillo para ver que no es nada complicado.
  2. Ovillar: ve ovillando de manera independiente cada tramo de los que deshagas. No hagas todo en un sólo ovillo, sean de más o menos peso.
  3. Del ovillo a la madeja: necesitarás convertir tu ovillo en una madeja para poder trabajar correctamente el material.
  4. Anudar: una vez hecha la madeja, debes sujetarla distinguiendo entre la hebra del inicio y la hebra del final con la ayuda de otro hilo, a ser posible de otro color.
  5. Mojar: en un barreño, en tu lavabo o en tu bañera, necesitas un espacio con agua donde introducir las madejas, puedes hacerlo de una en una o si lo haces con cuidado, varias al mismo tiempo para ser más productiva. Puedes utilizar detergente de ropa delicada si fuera necesario. (Reposar mínimo 2 horas en el agua)
  6. Aclarar en agua limpia.
  7. Escurrir: no debes dejar exceso de humedad en la madeja, aunque tampoco es necesario que parezca un centrifugado a máquina.
  8. Estirar: aprovecha mientras escurres para eliminar la forma rizada de las madejas deshechas.
  9. Tender: utiliza perchas o cualquier otro objeto en el que la madeja no vaya a quedar deformada.
  10. Secar: es importante secar al aire libre para evitar el olor a humedad.
  11. Dar vapor: con ayuda de una plancha de vapor elimina las marcas que hayan quedado después del secado. Es importante voltear las madejas para que el vapor llegue a todas partes.
  12. Ovillar: si lo haces siguiendo este tutorial aprenderás a hacer ovillos bonitos y con la hebra para empezar a tejer desde el interior. Puedes ver el paso a paso aquí y también una demostración en el vídeo de hoy.

Puedes ver el paso a paso en el vídeo, pero antes observa en la siguiente imagen el cambio que sufre la lana durante el proceso:

cómo tejer con lana después de haber deshecho lo tejido

Es obvio que merece la pena dedicar unas horas a devolver su estado natural a la lana.

Si te gusta tejer y eres de las que acumula proyectos sin terminar, ovillos de todos los colores, patrones hasta el fin de los días… ¿Qué tal si también prestamos atención a lo que ya tenemos para sacarle partido?

La semana pasada inauguramos una serie de entradas sobre cómo sacarle partido a nuestros restos de lana (puedes leerlo aquí) y el tutorial de hoy es una continuación de este proceso de “reciclaje” o “reutilización” de materiales. Para tejer más y mejor no sólo hay que saber poner en pie todo un muestrario de puntos, mil técnicas y todo tipo de detalles, también es necesario saber cómo “reconciliarnos” con los materiales que tenemos en casa.

Saber sacarle partido a lo que no nos convence, convertirlo en algo nuevo, deshacer, volver a tejer… Todo lo que tiene que ver con tejer es un proceso, que puedes hacerlo más o menos rico, más o menos provechoso, más o menos económico. Como todo es una experiencia: que cuantos más trucos conoces, más seguridad tienes.

Y ahora te dejo con el vídeo del paso a paso.

¿Te animas a ponerlo en práctica?

cómo tejer con lana después de haber deshecho lo tejido

¿Tienes algún proyecto en casa al que quieras darle otra vida?

¿Estás acostumbrada a reutilizar lana?

¿Te ha parecido complicado el proceso?

¡Te espero en los comentarios!

Share Button